La compañía mantiene un alto crecimiento en todas sus líneas de negocio y mejora sus márgenes.

La multinacional española cierra los primeros nueve meses del año acompañando el alto crecimiento con una mejora de la rentabilidad. Durante los nueve primeros meses del año, la cifra de negocio aumentó un 35% hasta los 166 millones de euros. El margen EBITDA alcanza los 43,5 millones de euros (26% sobre ventas) y crece un 45% respecto del de 2021. Así mismo, la compañía obtiene un beneficio neto de 4,9 millones frente a los 0,1 millones del mismo período del año anterior.

A pesar de un entorno marcado por la inflación, que impacta negativamente en el incremento de costes, el alto crecimiento viene acompañado de una mejora en los márgenes, el EBITDA alcanza los 43,3 millones –lo que supone un 26% sobre ventas- y mejora en dos puntos. El beneficio neto del periodo (4,9 millones) supone un 3% sobre ventas.

Todas las líneas de negocio crecen a tasas elevadas. Así, el negocio de alquiler a corto plazo lo hace en un 31%; el recurrente (largo plazo), en un +52% y supone ya un 21% de los ingresos totales, mientras que los negocios sin CAPEX (aquellos que no requieren de estructura y capital adicional, tales como distribución, compraventa, mantenimiento, formación, etc.) han aumentado un 32%, especialmente en distribución, donde la compañía ya es Distribuidor en exclusiva de Hyster-Yale para España, Portugal y Marruecos.

GAM está implementando un importante Plan de Sostenibilidad, que cubre, por una parte, el ámbito medioambiental, a través del incremento de la electrificación de su flota de alquiler (actualmente el 77% de esta ya es cero emisiones), desarrollando su empresa de movilidad sostenible en la última milla logística, Inquieto, así como con un proyecto de economía circular consistente en una planta de refabricación de maquinaria. Y, por otra, en el ámbito social, potenciando el negocio de formación mediante su Escuela de Oficios Kirleo.