Las carretillas eléctricas Hyster® están ayudando a los fabricantes de productos metálicos terminados a reducir los daños y los costos asociados, en cada etapa de su operación, mientras mantienen una alta productividad.

«El manejo de metales no se trata solo de grandes carretillas que manejan tuberías y losas de acero o montacargas resistentes que trabajan en aplicaciones de fundición en caliente», dice Botros Hanna, Gerente de la Industria de Hyster Europe. «Casi todas las industrias imaginables utilizan algún tipo de producto de metal en algún momento».

Numerosas operaciones de fabricación en todo el mundo transforman metales como aluminio, cobre o zinc en productos terminados, desde pequeños componentes hasta piezas de automóviles. Dentro de la gama de Hyster® se puede encontrar la carretilla adecuada para apoyar estas operaciones en cada etapa del proceso.

Los materiales llegan como bobinas

El primer desafío de manejo es recibir pequeñas bobinas de metal en un remolque. Aquí las carretillas elevadoras Hyster® ayudan a descargar las bobinas, que generalmente son lo suficientemente pequeñas como para manipularse con horquillas estándar, desde el camión y transportarlas al almacén.

Una carretilla elevadora típica utilizada para esta operación es la carretilla elevadora eléctrica de cuatro ruedas Hyster® J3.5XN, que cuenta con un chasis robusto, con cubiertas laterales fuertes que ofrecen protección contra posibles daños por impacto.

«El daño en esta etapa podría significar que el metal no se puede utilizar en la producción, lo que lleva a costos innecesarios», dice Botros. «Las carretillas elevadoras de la serie Hyster® J son populares en estas operaciones, ya que proporcionan una buena estabilidad, un mástil fuerte y un manejo suave como estándar, lo que ayuda a evitar que las cargas se sacudan o dañen».

Las carretillas elevadoras eléctricas Hyster® J3.5XN ofrecen un rendimiento equivalente en comparación con una carretilla elevadora Hyster® IC y son adecuadas para operar tanto en interiores como en exteriores. Esto lo convierte en la maquinaria ideal para transportar mercancías desde un área de carga exterior a un almacén interior.

Gracias a la tecnología de motor trifásico para la conducción y la elevación, estas carretillas son particularmente adecuadas para aplicaciones exigentes durante turnos largos. Los componentes fácilmente accesibles y los diagnósticos integrados también ayudan a reducir el tiempo de inactividad.